miércoles, 5 de mayo de 2010

caracteristicas

El Peugeot RCZ es un cupé de 4,3 m de longitud, por lo tanto es mayor que un Audi TT y tiene unas proporciones similares a las de un Nissan 370Z.
Peugeot lleva vendiendo en series muy cortas las primeras unidades del RCZ desde el Salón de Francfort de 2009. Sin embargo, está en venta desde abril de 2010 a partir de 27.000 €, con motor de
gasolina de 156 CV. Esta variante (la menos potente de la gama) es un poco más costosa que. La variante del RCZ con motor de 200 CV, cuesta 29.200 €; cualquier cupé de potencia parecida es más costoso.
Tiene cuatro plazas, las dos delanteras espaciosas y las traseras prácticamente inservibles porque son muy pequeñas incluso para niños no crecidos. Su maletero es relativamente grande para un coche de estas características.
En el momento del lanzamiento está disponible con dos motores: un Diesel 2.0 HDi de 163 CV y uno de gasolina 1.6 THP 156 CV. Ambos van unidos a una caja de cambios manual de 6 velocidades.


Desde verano estará disponible la versión más potente de la gama, con motor de gasolina 1.6 THP de 200 CV y cambio manual de seis velocidades. También se podrá elegir una caja de cambios automática de seis velocidades para la versión de gasolina de 156 CV.
Con cualquiera de estos motores el RCZ tiene buen rendimiento —no gastan mucho
combustible teniendo en cuenta la reserva de aceleración muy buena.
El Peugeot RCZ puede transmitir unas sensaciones muy satisfactorias si el objetivo es disfrutar de la conducción, no viajar con gran comodidad. Tiene una amortiguación poco flexible, transmite reacciones directas a sus ocupantes y el sonido del motor de algunas versiones (especialmente el más potente) se aprecia con claridad desde el interior.

Entre los cupés de características parecidas, hay más en los que se puede viajar con mayor comodidad que en el RCZ (como el Mercedes-Benz CLC) que en los que se pueden tener sensaciones deportivas parecidas.

Detalles de equipamiento

Tiene un alerón en la parte trasera de la carrocería que se despliega manualmente o de forma automática en función de la velocidad.

El capó está fabricado de aluminio. Tiene un sistema que, en caso de atropello, lo eleva automáticamente (unos 55 mm) para aumentar la distancia entre éste y las partes duras del motor y dar así mayor protección al peatón.

El sistema «WIN Com 3D» incluye conexión USB, lector de tarjetas, lector de DVD (sólo funciona con el vehículo parado), navegación con mapas en 3D, pantalla de 7 pulgadas, disco duro de 40 Gb (donde hay espacio para la cartografía y para guardar archivos de música) y conexión Bluetooth para el teléfono. Este dispositivo incluye el servicio «Peugeot Connect SOS»

Aunque no se instale el navegador, durante 2010 todos los RCZ tendrán «Peugeot Connect SOS». Permite el acceso al servicio de emergencia de Peugeot. Se puede accionar a voluntad de los ocupantes o por defecto cuando (en caso de accidente) se activa algún airbag o los pretensores del cinturón de seguridad. El dispositivo contacta con el servicio de emergencia mediante una llamada telefónica y reconoce la posición mediante un sistema de localización por satélite instalado en el coche. Actualmente este servicio ya está disponible en España. Durante 2010 estará disponible en total en diez países europeos.

Otros datos

La luneta tiene un doble abultamiento que continúa la línea del techo. Peugeot dice que su fabricación ha sido muy costosa por las dificultad para dar esa forma al vidrio.

El Peugeot RCZ es el primer turismo de la marca que en su denominación no utiliza un «cero» o «doble cero», simplemente letras. El león de la insignia de Peugeot tiene un nuevo diseño.

En 2008 Peugeot mostró el aspecto prácticamente definitivo del RCZ con el prototipo
308 RCZ. Tiene un motor de gasolina de 1,6 l de cilindrada y 218 CV de potencia.

El segundo prototipo del RCZ se denomina HYbrid4. Peugeot lo lanzó una vez que ya existía el RCZ definitivo; por lo tanto su función era mostrar un sistema de propulsión alternativo. Tiene un sistema de propulsión híbrido que da 200 CV, compuesto por un motor Diesel 2.0 HDI de 163 CV que mueve las ruedas delanteras y un motor eléctrico de 37 CV que impulsa las traseras. Está combinación de motores está presente en otros
prototipos de la marca. Más adelante estará disponible en la gama 3008. Peugeot afirma en su comunicado que también estará disponible en el RCZ a lo largo de 2012.

A pesar de que la carrocería del RCZ es muy baja y su silueta afilada me ha dado la impresión de que el acceso al interior es relativamente cómodo porque el hueco que queda entre el techo y el umbral de la puerta no es muy pequeño.

Sin embargo, la salida y acceso del interior del RCZ sería mejor si las puertas fueran más cortas. Unas puertas tan largas tienen dos inconvenientes. Primero, abren en un ángulo muy pequeño al aparcar en batería cerca de una pared u otro coche. Segundo, se vuelven muy pesadas si hay que abrirlas en pendiente.

El mando para abrirlas desde dentro está muy cerca del punto del que pivotan. Para llegar a ese mando los ocupantes deben separar mucho la espalda de los asientos y, además, desde ahí no se puede hacer mucha fuerza porque hay que empujarlas desde un punto muy cercano a su eje.

En el interior del RCZ caben bien dos personas de talla elevada (si los asientos se colocan bajos queda mucha altura libre al techo) aunque sean voluminosas (la distancia entre las puertas medida a la altura de los hombros es suficiciente).

A diferencia de lo que ocurre en algunos cupés, en el RCZ las piernas se llevan un poco más flexionadas. Por esa razón, los conductores más altos, especialmente de piernas largas, pueden notar que los pedales quedan algo cerca aunque coloquen el volante lo más alejado posible del salpicadero. Por contrapartida, esta característica la agradecerán los más bajos, porque quizá no deban forzar mucho su postura para conducir con los pedales a una distancia adecuada.

Los asientos delanteros tienen los reposacabezas integrados sin posibilidad de regularlos. Me parece un fallo que no se puedan acercar a la cabeza porque a muchas personas les quedan excesivamente lejos. Los asientos son cómodos y sujetan mejor el cuerpo si están tapizados de tela que de cuero ya que los hace resbaladizos. Con uno u otro tapizado se puede echar en falta un respaldo que recoja mejor el cuerpo a la altura de los hombros.

Las traseras son prácticamente inservibles. Curiosamente estas plazas tienen fijaciones Isofix, aunque no creo que quepa una silla infantil. La mayor utilidad de estas plazas será para dejar abrigos o bultos de equipaje que se desean tener a mano.

En la parte posterior de la carrocería hay un alerón. Tiene dos posiciones. La primera posición (inclinación de 19º) es para cuando el coche sobrepasa los 85 km/h y la segunda (inclinación de 34º) cuando se circula a más de 155 km/h. Si el conductor lo desea puede (mediante un botón en la consola) levantar el alerón aunque el coche circule a una velocidad más baja, incluso si deja el coche aparcado.


Aquí os dejo un video con imagenes de interior y exterior. un saludo.

http://www.youtube.com/watch?v=ILq6Mcay55w

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada